El cáñamo entre las fibras vegetales a sustituir al plástico proveniente del petroleo

El pasado mes de septiembre, Biocat, una entidad que coordina y promueve el sector de las ciencias de la vida y de la salud en Cataluña, junto con la Obra social de La Caixa, celebraron B-Debate, una iniciativa en la que reunieron expertos en investigación básica en biología vegetal, con ingenieros y expertos en materiales y combustibles sostenibles. El objetivo del encuentro, liderado por el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG), es crear sinergias que faciliten la transición de una industria dependiente de los derivados fósiles en una bioeconomia sostenible.

Actualmente ya se aplican fibras vegetales para sustituir los aislantes de fibra de vidrio del revestimiento interior de coches y aviones, las tablas de snowboard o los billetes de dólar.

En Michigan, estado con una importante industria del automóvil , con el proyecto “The Michigan Industrial Hemp Education and Marketing Project. MI-Hemp” pretenden fomentar la incorporación del cáñamo en el proceso de fabricación.

Desde Canadá, el Kestrel, de Motive Industry, es un prototipo de coche eléctrico construido con paneles que incluyen fibra de cáñamo.

En Europa el uso de fibra de cáñamo en la industria automovilística está más establecido. El primer coche hecho con materiales que incluyen cáñamos fue el Lotus Eco Elise, tanto para el revestimiento como para los textiles interiores.

La empresa francesa ‘Faurecia‘ utiliza fibra de cáñamo para producir biomateriales con los que consiguen vehículos con reducción del peso de los componentes, algo que permite ahorrar combustible. Además es biodegradable y tiene un menor nivel de energía incorporada en comparación con las fibras sintéticas.

Modelos como el Alfa Romeo Giulia y el Peugeot 308 incorporan cáñamo en los tableros y paneles de sus puertas, gracias a un acuerdo comercial entre ‘Faurecia’ y la cooperativa de agricultores ‘Interval’. “El cannabis es una fibra que al mezclarse con resinas plásticas, como el polipropileno, se convierte en un material muy resistente y ligero”, comentó Pierre Demortain, gerente de ventas en APM. Por ejemplo, el tablero del Alfa Romero Giulia pesa un 17% menos que el tipo de tablero estándar. Por su parte, el panel de puerta del citado Peugeot 308 es hasta un 25% más ligero que los demás.

Mercedes y BMW están utilizando cáñamo en sus vehículos de gama alta, como los coches eléctricos I3 e I8.

Se vislumbra un futuro en el que la fibra de cáñamo estará con nosotros siempre presente y como no, desde nuestro pequeño reducto, también estamos trabajando en el desarrollo de productos con bioplásticos a base de fibra de cáñamo, como el desarrollado por la compañía italiana Kanesis, que si todo va bien, los primeros, no tardarán mucho en ver la luz.